“Conócete a ti mismo”, archiconocida frase que estaba inscrita en el templo de Apolo en Delfos

El hecho de ser conscientes de nuestras características intrínsecas individuales es determinante a la hora de elegir nuestros estudios, ámbito laboral y en definitiva..a lo que dedicaremos gran parte de nuestra vida, por lo que es una decisión que conviene meditar y reflexionar cada cierto tiempo, y más cuando nos entran dudas acerca de si el trabajo que hemos escogido es el adecuado(la sensación de si nos estamos perdiendo algo mejor ahí fuera), o si tal vez no estamos desarrollando todo nuestro potencial en el trabajo por cuenta ajena que estamos llevando a cabo, o cuenta propia(autónomo/auto-empleado).

Hubo un libro que me abrió los ojos a la hora de descubrirme a mí mismo, y fue El Elemento,de Ken Robinson. En él, se plantea que la ocupación que nos hace más felices es una intersección entre la pasión y el talento.

Entonces, al descubrir aquello en lo que somos buenos y además nos apasiona, encontraremos nuestro elemento. Este elemento es esencial para descubrir para nuestra felicidad, éxito y satisfacción personal.

encuentra tu trabajo idea, encuentra tu propósito, reinventarse profesionalmente, carlos andrade, andrade fitness

Créditos a Agustín Peralt

Hay dos características principales para que se dé el elemento, y son: la aptitud y vocación, y dos condiciones para permanecer en el: tener la actitud mental adecuada , aprovechar y crear oportunidades.

• La Aptitud: es el talento innato para realizar ciertas tareas; viene dado de forma natural, intuitivamente sabemos cómo funciona y de qué manera utilizarlo.

• Vocación: debes sentir una sensación de gozo y placer en lo que haces, necesitas que te apasione.

• Actitud Mental: engloba las creencias que tenemos ante la vida y sobre nosotros mismos, es decir, con qué gafas percibimos la realidad y de qué manera interpretamos lo que nos ocurre en nuestras vidas(circunstancias personales).

• Oportunidades: debemos tener la oportunidad de emplear nuestras aptitudes, sino, no seremos conscientes de que las tenemos. Parte del proceso de descubrimiento del Elemento depende de si aprovechamos o no las oportunidades que tenemos, de las que creamos proactivamente, y el partido que sacamos de ellas. Muchas veces el Elemento depende de con qué personas nos relacionamos; como diría Jim Rohn : “Somos el promedio de las 5 personas con las que pasamos más tiempo”. Es decir, personas que compartan tus mismas aficiones, y al mismo tiempo, abrirse a oportunidades que te permitan explorar cómo desenvuelves tus aptitudes en diferentes ámbitos.

Los obstáculos que nos encontramos suelen ser:

• Subestimar nuestras propias capacidades y considerar que cuerpo, mente y espíritu son conceptos separados.

• La concepción lineal del desarrollo individual y el cambio inherente de la vida. A cuantos de vosotros os habrá resultado familiar la situación de escoger una carrera profesional que con el tiempo resultó que no os apasionaba más, o que no os sentíais valorados. O quien escogió ser emprenderor/empresario, ver cómo las necesidades del mercado cambiaron, y el producto o servicio, debía innovarse o sino, estar abocado a la extinción.

Nacemos con capacidades y talentos innatos, que acabamos perdiendo a medida que crecemos. El hecho de estar conectado a este elemento significa conectar con nuestra esencia, propósito y bienestar más elevados. Dar con este elemento es algo diferente para cada uno, pero todos podemos alcanzarlo, eso sí, dar con él requiere aptitud, ponerle pasión, tener la actitud mental adecuada y aprovechar/crear las oportunidades que más nos convienen.

Estar haciendo lo mismo de siempre, evitar mirar al interior, o tener pánico de estar a solas…supliéndolo por maratones de series/películas o llenando nuestro vacío con algo superfluo, no llevará a ningún sitio(bueno, lo único que alimentará será el bucle de sentirse mal con uno mismo)

Lee y conoce a personas que tengan perfiles disruptivos, dentro de las áreas/ámbitos que más te llamen la atención, es decir, de las áreas donde presientas o intuyas que es “tu elemento”.

Esta Aptitud o talento innato natural, difiere totalmente de la persona: algunas personas tendrán una gran facilidad a la hora de captar mejor los conceptos matemáticos, apasionándose por los Excel o haciendo de una carrera en matemáticas, física o finanzas, su pasión. Otras personas tendrán su don en las relaciones interpersonales, y otras tal vez tengan una especial sensibilidad en el arte o danza.

Pero para desarrollar este potencial, no solo basta con el talento natural, sino que se debe tener una enorme pasión en lo que se hace, para que, de esta manera, contar con el impulso necesario para ser constante y alcanzar el éxito.

Si conoces a personas que aman su trabajo, escucharás de ellos decir que se sienten muy afortunadas. Pero si lo analizamos desde fuera, no es casualidad, ya que aquellas personas estaban desarrollando cierta actividad, luego, su oportunidad se les apareció o salieron afuera a buscarla.

Esto debería enseñarse en las escuelas ,como diría Ken Robinson, las escuelas por norma general matan la creatividad:

Esto nos lleva a enlazar con las ideas de Gardner, de la Teoría de las Inteligencias Múltiples, donde se plantea que poseemos múltiples inteligencias como son: lingüística, musical, lógico-matemática, naturalista, espacial, kinestésica, interpersonal e intrapersonal. Lo que nos lleva a concluir que somos seres dinámicos y que la inteligencia individual de cada persona es una combinación única.

Aunque algunas ideas nos llegan ya formadas, la mayoría empieza como una semilla que requiere cultivarse en un proceso creativo en el que pueden existir obstáculos, fracaso y frustración, y que raramente es lineal.

Tampoco estamos limitados a una temática, sino que podemos explorar distintos intereses. Muchos grandes hombres han experimentado en diversos campos y lograron así enriquecer el propio.

A pesar de que algunos talentos naturales ya formen parte intrínseca de nosotros mismos, algunas ideas comienzan con una semilla que requiere cultivarse, formando parte de un proceso creativo en el que por seguro existirán obstáculos, algunos “fracasos”, y frustraciones.

Este camino raramente es lineal, tenemos que entender esto relativizándolo y tomando perspectiva, ya que algunas personas suelen tirar la toalla en este punto.

encontrar tu trabajo ideal, reinventarse profesionalmente, como encontrar tu propósito

A veces algunas personas no tienen por qué limitarse a una sola temática, sino que pueden experimentar con distintos intereses. De hecho, muchas personas han logrado aportar un inmenso valor gracias a la innovación que supuso su experimentación en diversos campos, logrando así enriquecer su actual ámbito de actuación.

Esto es lo que se conoce como Multipotencial:

Cuando uno logra hacer lo que ama y además, es bueno en ello, experimenta una sensación de gozo y conexión. Pero también cabe decir que encontrar el ambiente propicio es fundamental, ya que los grupos de pertenencia son clave. Ser parte de un grupo puede tener efectos transformadores en el sentido de identidad y propósito, ya que son muchas las personas que dan con su elemento al conectarse con otras personas con las que tienen la ocasión de compartir su mismo interés y pasión. Esto hace que se les insufle de la motivación e inspiración necesaria para que puedan alcanzar unos mayores logros a través de la formación de una sinergia, ya que, al crear juntas las personas, pueden superar la suma de sus partes individuales.

Si una pista da el hecho de encontrarse en el elemento, es encontrarnos en un estado de fluidez, en el que el tiempo vuela. Cuando nos encontramos trabajando en algo que no nos gusta, el tiempo pasa más lentamente y nos cansamos más fácilmente.

Cabe decir también que hay una serie de elementos que se pueden interponer en nuestro camino de búsqueda de nuestro elemento, como son:

• La ansiedad causada por el miedo al fracaso, inseguridades, e incertidumbre.

• Tener la desaprobación del entorno que nos rodea, e intentar complacer a los demás según las expectativas.

• La cultura y normas sociales imperantes, en caso de que la pasión que les mueve entra en conflicto con el entorno que les rodea.

Al ser consciente de estas limitaciones, debemos pensar si queremos pagar el precio de ir contra el viento y encontrar el elemento, o por si lo contrario, tener una vida supuestamente “segura y predecible” ya sea en el funcionariado o empresa privada.
Si tan solo con pensar en la idea de dejar escapar tu elemento por no haberlo explorado o no haber intentado encontrarlo te aterra, entonces sí que puede ser útil contar con el apoyo/guía de un mentor.

La figura del mentor puede ser muy útil para guiarnos a reconocer a identificar nuestras aptitudes y talentos únicos, estimulando nuestro desarrollo, impulsando a aprender y mejorar nuestras habilidades, lo que aumentará nuestra confianza en nosotros mismos.

El mentor también nos puede ayudar a reconocer nuestros puntos ciegos y superar muchas veces los límites que nos hemos puesto a nosotros mismos.

Es normal que a veces nos sentamos perdidos o sin rumbo, sobre todo cuando tenemos que tomar ciertas decisiones vitales importantes relacionadas con nuestra carrera profesional, ya sea a la hora de escoger ciertos estudios o ámbito laboral, ya que invertiremos una gran parte de nuestro tiempo y vida en ello, por lo que, analizarse y reconocerse en este aspecto, merecerá la pena.

Para ello, recomiendo tomar el test de Myers Briggs, ya que nos ayudará a reconocer características intrínsecas nuestras de una forma más detallada. Básicamente consiste en desglosar nuestra personalidad de una manera que comprendamos cómo podemos movernos y funcionar mejor en nuestro mapa mental, dándole forma a nuestras reacciones y actitudes.

Si te sientes bloqueado e indeciso, muchas veces es a causa de que no sabemos quiénes podemos ser hasta que sabemos qué podemos hacer, y estas herramientas ayudan a dar respuesta a esto.

También como anécdota, muchas personas encontraron su elemento a partir de una crisis personal o desgracia, transformando su experiencia en algo grandioso.

Cabe mencionar también que nuestras capacidades se expresan de distinta manera según la época vital en la que nos encontramos. También decir que la vida no es lineal, no tiene por qué ser demasiado tarde a la hora de encontrar tu elemento, lo que importa es tener la actitud mental adecuada, y las oportunidades que surgirán al encontrar el elemento, serán ilimitadas.

Antes de hacer el test de Myers Briggs vamos a comentar brevemente en qué consiste y de donde viene.

https://www.16personalities.com/es/test-de-personalidad

Este test no mide las características individuales, sino las agrupaciones de las mismas y pretende predecir cómo nos comportaríamos en cierto tipo de circunstancias, en base a nuestros rasgos de personalidad. Este test está basado en la teoría de los arquetipos de Carl Jung.
http://blogs.icemd.com/blog-take-it-personal/arquetipos-jung-personal-branding/

Por tanto, si puedes predecir cómo actuarías en cierto tipo de situaciones, te podrás adelantar a la misma e intentar cambiar tus reacciones innatas, reconduciéndolas hacia resultados más satisfactorios.

Los 16 tipos de personalidades que propone el test están formados por 8 dicotomías. Las cuales se pueden agrupar en:

Actitud: (E) Extrovertido VS (I) Introvertido

Funciones: (S) Sensorial VS ( N) Intuitivo; (T) Racional(Thinking) VS (F) Emocional(Feeling)

Estilo de Vida: (J)Comprensión(Judgement) VS (P) Perceptivo

Podemos asociarlos según:

• Analíticos: INTJ, INTP, ENTJ y ENTP
• Diplomático: INFJ, INFP, ENFJ y ENFP
• Centinelas: ISTJ, ISFJ, ESTJ y ESFJ
• Exploradores: ISTP, ISFP, ESTP y ESFP

Sin más, espero que te haya sido de ayuda este post para encontrar tu elemento, en caso de que no estés satisfecho con tu carrera/situación laboral actual, o quieras plantearte un nuevo giro a tu vida profesional y personal.

Si lo deseas, ponme en los comentarios más abajo qué resultado te salió en el test de 16personalities, si estás satisfecho con ello o si tienes alguna duda 🙂

NOTA: Para que el test tenga la mayor eficacia posible, sugiero que lo realices en un entorno calmado y que tengas las menores distracciones posibles.