El establecimiento de metas es el proceso en el que nos marcamos unos objetivos específicos y medibles que nos gustaría alcanzar. Algunas personas encuentran cierto malestar en el proceso de establecer metas porque no están seguros acerca de dónde les gustaría llegar o porque ven todo ese proceso como demasiado complejo e incluso intimidante.

Durante mi proceso de transformación corporal, me familiaricé con el entero proceso de establecimiento de metas. La fórmula en resumidas cuentas es muy simple y puede resumirse en: decidir qué quieres, determinar los pasos que te llevarán allí, y ponerte a trabajar.

fitness-boy-and-girl-metas-300x223

He dejado claro que esto es un proceso simple, pero todavía mucha gente falla a la hora de alcanzar sus metas. No fallan porque sean un desastre, sino porque no apuntan a tener éxito.

Es tan simple como entender de una vez por todas que todo, inicialmente, empieza en tu mente, y una vez decides que deseas alcanzar, la única barrera entre tú y tus metas, simplemente será algo de tiempo y trabajo duro( con un debidamente planificado plan de acción).

Voy a usar ejemplos del fitness para ilustrar mi punto de vista, pero ten en cuenta que estos consejos pueden ser aplicados a todas las áreas de tu vida. Demos un vistazo al proceso entero.

1) El tiempo no está de tu lado

El tiempo es lo más valioso que tenemos, por tanto, todas las metas deben ser medibles en un espacio determinado de tiempo. Hoy en día esto es fundamental ,porque sin ningún tipo de fecha limite (incluso si es flexible), no hay manera de medir el progreso.

La mayoría de los que establecen metas sin ningún tipo de fecha límite normalmente son las personas que nunca logran alcanzar nada. Por lo que sin una fecha límite específica en la que enfocarnos, nuestro trabajo normalmente estará continuamente comprometido y acabará siendo víctima de la procrastinación, el abandono, y por último se acabará de nuevo en la desesperación de verse frustrado por no alcanzar las metas.

No podemos dejar que nuestra falta de planificación sea una amenaza para nuestro éxito.

 2) El corto y el largo plazo

Todas las metas deben ir agrupadas en alguna de estas categorías, el corto y el largo plazo. La manera en la que establecemos la distinción entre metas a corto y largo plazo a veces suele ser muy abstracta y subjetiva. Para mí, por ejemplo, las metas a largo plazo son las establecidas con vistas a uno o dos años en adelante, sin embargo, las metas a corto plazo las establezco en periodos de 3 o 4 meses.

Un ejemplo de meta a corto plazo es estar definido 3 o 4 meses antes de tus vacaciones en la plaza, o añadir 20 kilos a tu press de banca antes de que acabe el año.

Las metas a lago plazo más realistas suelen incluir, por ejemplo, prepararse para una competición de Men’s Physique ( que es mi caso, ya que competiré en Mayo y llevo perparándome desde Julio), o  por otro lado, como es el caso de mucha gente, alcanzar un punto en el que se sientan agusto consigo mismos al haber alcanzado el cuerpo que deseaban, por lo que su posterior meta a largo plazo simplemente será mantenerse.

jelly-devote-at-metas-300x298

Jelly Devote

3) El problema, Por qué fallamos tantas veces

Diría que la razón por la que la mayoría de la gente falla a la hora de alcanzar sus metas es debido a expectativas poco realistas.

Vamos a poner un típico ejemplo..

Jose coge su primera revista de fitness o culturismo y piensa, oh, quiero estar como Jeff Seid para el final de verano..para acabar al final siendo una víctima más de expectativas poco realistas. La semana siguiente lo vemos gastándose el dinero en una suplementación que realmente no necesita en ese momento de su etapa.

ganar masa masa muscular y perder grasa

Entonces Jose, que se pasa los meses de verano entrenando como un loco, logra ganar algo de masa muscular, pero se siente frustrado porque no luce igual que Jeff Seid..Lo siento Jose pero tus expectativas no son para nada realistas de alcanzar en ese corto periodo de tiempo.

Al final uno se da cuenta de que esa meta llevará más tiempo y paciencia de la que se imaginó en un principio.

4) Percepción y enfoque

Tu percepción y enfoque son los factores más importantes cuando intentes perseguir cualquier meta que quieras alcanzar.

La primera parte es como percibes tus metas y aspiraciones. Si no crees que puedes alcanzar algo, para qué ir a por ello? Si tu meta es perder todos los kilos que te sobran pero no te crees realmente que pueda ocurrir, como crees que podrá ser posible alcanzar tu meta?

Si no te ves a ti mismo siendo exitoso y alcanzando lo que te has propuesto, estás acabado. SIEMPRE tienes que creer que puedes alcanzar lo que sea que te hayas propuesto.

La segunda parte es tu enfoque. Sin un enfoque claro, nunca llegarás a donde aspiras en un futuro. Tu meta explícita tal vez sea correr una maratón de 50 kilómetros , pero casi nunca corres, te pasas la mayor parte del tiempo en la sala de musculación ¿Entonces? Tu enfoque está totalmente equivocado y seguramente seas víctima de la frustración.

Por lo tanto, debes empezar planificando tu plan de acción, para empezar a correr e ir progresando en intensidad y duración de manera progresiva.

5) Establecimiento de metas, Como hacer que trabajen para ti.

Finalmente llegamos a la guía práctica sobre cómo establecer tus metas.

Hay 5 pasos, cada uno de ellos es igualmente importante; por tanto no debes saltarte ninguno:

-El objetivo: primero de todo debes decidir qué quieres alcanzar. Tal vez sea perder el peso que te sobra y verte como te gustaría realmente verte de una vez por todas a la vez que mantienes tu figura. O tal vez lo que quieres es competir en un campeonato de fitness, o completar un triatlón…Cualquiera que sea tu meta, debe ser específica. DEBES SABER LO QUE QUIERES!

-Escríbela: escribir tus metas hace que las lleves a tu vida, les da sentimiento. También sirve como un recordatorio en caso de que empieces a perder la vista de tu objetivo. Escribe lo que quieres alcanzar y exactamente de la manera que quieres. Haz una labor de introspección para ser realmente consciente de cuánto deseas ser exitoso alcanzando tu meta.

-Señala los obstáculos: debes ser consciente sobre lo que no sabes y necesitas aprender. Destaca lo que crees que te va a retrasar o parar en la consecución de tu objetivo, para más adelante decidir cómo vas a hacer frente a esos problemas. Contrata por ejemplo a un coach, ya que te ayudará a progresar más rápido, acelerando la curva del progreso y ahorrándote por el camino una gran parte del proceso prueba-error.

-Desarrolla un plan: volvemos a escribir de nuevo, pero esta vez le toca al plan de acción. Debes descomponer el plan de acción en tareas precisas. Debe ser una lista de actividades requeridas cada día para alcanzar tus metas y establecer prioridades. Determina la fecha límite para alcanzar tu meta y mantente firme. Escribe los pequeños objetivos que necesitas alcanzar a lo largo del camino para asegurar que te estás moviendo en la dirección adecuada. Debes planificar tu enfoque si deseas tener éxito.

Por ejemplo, una lista de tareas:

  • Entrenar 3 días por semana.
  • Preparar las comidas el día de antes, de esta manera están ya listas y te ahorrarás el posible estrés y preocupación de seguir la alimentación correctamente, además de que ahorras tiempo y ganas en eficiencia.
  • Cuando salgas a tomar algo, limitar el consumo de alcohol, si por ejemplo antes cuando salías tomabas 5 copas, ahora te tomas solo 2 y el resto tomas coca cola zero, para la próxima semana te tomas solo una copa y coca cola zero, el cambio progresivo pero consistente y comprometido será menos duro y más llevadero.

Y más ejemplos que trataremos en artículos referentes a los hábitos

6) Relájate

Este es de lejos el punto más importante del proceso. Debes darte cuenta de que nadie ni nada es perfecto, por lo que debes estar preparado al cambio en caso de que algún día no salgan las cosas tal como lo previsto o si hay algún bache por el camino.

cuerpo tonificado definido, ganar masa muscular, perder peso, abdominales

7) Como aplico este proceso

Personalmente he llegado a la conclusión de que lo más efectivo y sano es ponerse una meta a largo plazo, por ejemplo con vistas a un año.  Esto es muy útil sobre todo para lo que siempre se suelen poner metas para perder peso o ganar masa muscular en Septiembre o Año Nuevo(Enero).

Al establecer este tipo de metas, en lugar de decidir algo del tipo “ Voy a estar al 8.8 % graso el 15 de mayo”, a no ser que vayas a competir en fitness o culturismo, debes marcarte un margen de tiempo algo más flexible.

Al final lo único que importa es ponerse una fecha a largo plazo como objetivo, y centrarse en las metas a corto plazo, que van ligadas a su correspondiente plan de acción. Si vas completando tus metas a corto plazo, sin lugar a duda te irás viendo más definido/musculado/fuerte/sexy..cualquiera que sea tu meta.

He llegado a la conclusión de que si nos ponemos metas demasiado rígidas a menudo nos saboteamos solo para alcanzar esa meta, en lugar de centrarnos en hacer correctamente lo que teneos que hacer en cada momento. Cabe decir que si no te centras plenamente en el presente y tienes el otro ojo constantemente pendiente del futuro, tardarás el doble en conseguir metas simplemente por no dar el 100 % de ti en cada momento, porque al final lo que cuenta es dar lo mejor de ti en cada momento haciendo lo que tienes que hacer.

Por ejemplo, en lugar de marcarte la meta de levantar dos veces tu peso corporal en press de banca de aquí a principios de año, simplemente decide que lo alcanzarás el tiempo que haga falta para que lo acabes alcanzando, no importa si te toma uno o dos años, lo único que importa es que has tomado la decisión de que lo alcanzarás el tiempo que sea necesario. Esto es muy simple, si tienes la determinación y deseo para trabajar por ello, acabarás alcanzando tu meta.

Como puedes ver, esto puede ser perfectamente aplicable a todo tipo de metas, todo lo que tienes que hacer es tener la determinación de que ocurra. Persiste y NUNCA abandones. Uno de los valores de AndradeFitness  es no solo promulgar el fitness como un estilo de vida para vivir una vida más plena y saludable física y mentalmente, sino que puedas convertirte en la mejor versión de ti [email protected], descubriendo y expandiendo tus posibilidades y potencial humano, el cual la mayoría de las veces está enterrado, por lo que hay que ir expendiendo tu zona de confort para destapar y desarrollar este potencial.

Cuéntame..¿cómo sueles establecer metas?